Pequeños Negocios

Ley Número 454 de 28 de diciembre de 2000, conocida como Ley de Flexibilidad Administrativa y Reglamentaria para el Pequeño Negocio (LFAR), Autoriza a la Procuraduría del Ciudadano a investigar las reclamaciones de aquellos comerciantes que cuenten con quince (15) empleados o menos. El objetivo principal de la LFAR es que se puedan simplificar y flexibilizar los procesos administrativos y de reglamentación gubernamental a los que se enfrentan los pequeños negocios, creándose así una atmosfera propicia para el desarrollo empresarial.

La Procuraduría de Pequeños Negocios tiene la responsabilidad de requerirle a las agencias gubernamentales que revisen sus reglamentos para asegurar que estos negocios no se encuentren reglamentados excesivamente. Al promulgar un reglamento que impacte a pequeños negocios, la agencia gubernamental proponente viene obligada a presentar un Análisis de Flexibilidad Administrativa a nuestra Procuraduría. Este Análisis debe incluir un estudio económico del impacto de la reglamentación propuesta en los pequeños negocios. El documento es evaluado por la Procuraduría de Pequeños Negocios, quien, de ser necesario, recomendará su análisis por un Panel de Revisión o emitirá una certificación avalando el mismo, si cumple con los requisitos de la LFAR. Este proceso también les permite a los empresarios participar del mismo y exponer sus comentarios sobre las prácticas y acciones para asegurar el fiel cumplimiento de la agencia.